Lo que debes saber de la caída de Facebook, Instagram y What´s App

El día de ayer (4 de octubre del 2021), se vivió un momento casi histórico con el apagón de Facebook, Instagram y What´s App. La caída de 3 grandes pilares de las redes sociales no pasó desapercibida; Facebook, Instagram y What´s App fueron tendencia por más de 7 horas.

La causa del porqué sucedió este “apagón” de redes se desconoce por el momento, no obstante, no pasaron más de 10 minutos para saber que algo andaba mal.

caida de facebook, instagram y whats app

Quizás te preguntas, ¿Por qué es casi histórico si en ocasiones anteriores se han caído estas plataformas? Bien, aquí hay dos factores importantes que se dieron a notar en el apagón de Facebook, Instagram y What´s App:

  1. * El tiempo.
  2. * La dimensión del problema.

El tiempo, porque fueron más de 7 horas, siendo algo poco común y, la dimensión, hablando en que fue un apagón mundial. No fue solo en una zona, sino que en todo el mundo pasó el apagón de Facebook, Instagram y What´s App.

Esto nos hace reconocer el poder que tienen las redes sociales en la vida cotidiana; en la actualidad…

Alrededor de este suceso pasaron muchas cosas, entre ellas teorías de conspiración, paranoia colectiva y… a otros tantos les pasó un poco desapercibido. Sin embargo, aunque quizás no lo parezca, hubo un pequeño caos en internet. El cual lo llevaban desde la realización de memes, hasta noticias constantes del cómo se iba desarrollando el problema.

¿Qué sucedió con el apagón de Facebook, Instagram y What´s App?

Por el momento las causas son desconocidas incluso por el mismo personal de Facebook, no obstante, se tienen especulaciones. Las cuales indican que pudo ser un problema del sistema de asignación de dominios (DNS), el cual también es conocido como: listín telefónico de internet.

En otras palabras, la ruta de la dirección de Facebook se perdió. Todo el tráfico que se mandaba a Facebook no tenía a dónde llegar porque el “mapa se quemó”.

Se dice que fue un error humano, o alguna actualización lo que provocó esta pérdida de información.

Aunque, después de poco más de 7 horas se lograron reestablecer las plataformas, aún contaban con ciertos problemas de conectividad y carga. Algunas incluso se restauraron y volvieron a caer.

Afectaciones

Los problemas se hicieron ver en el momento, durante e incluso después. Millones resultaron afectados y no precisamente por no tener un lugar de ocio, sino por el hecho de que millones de negocios se encuentran en estas plataformas.

Fue un paro laboral forzoso de 7 horas. En esta cuestión, negocios se vieron afectados (comercios en línea, agencias de marketing digital, etc.), pues la comunicación con clientes y otros negocios no fue posible.

Y, también afectó a Facebook respecto a su valor, puesto que, después de lo sucedido y lo tardado en regresar, provocó una caída del 4,9% en las acciones de Facebook.

En términos monetarios, esta caída le costó casi 7 mil millones de dólares. Un mal día para su dueño, Mark Zuckerberg.

caída de facebook

La importancia de las redes sociales

Solo bastaron minutos para que millones de personas se dieran cuenta de la falla masiva de estas plataformas.

Lo que sucedió deja ver la relevancia que han tomado las redes sociales en la vida diaria de todas las personas en el mundo. Quizás muchos ocupan las redes como lugares de ocio, pero también hay muchas otras cuyo negocio ahí se encuentra.

Aunque solo fueron horas, la cantidad de dinero que se perdió es impresionante. Esto reafirma la importancia que tienen.

En la actualidad, las redes sociales se han vuelto algo imprescindibles en más de un sentido. Ojo, esto no decimos que sea malo, puesto que, es parte de la evolución y adaptación del ser humano con la tecnología y a la forma de comunicación.

interconectados por redes sociales

¿Qué podemos esperar para el futuro?

Es claro que, habrá momentos de crisis como el que sucedió el día de ayer (4 de octubre 2021), pero cada vez se harán mejores protocolos y posiblemente en futuras ocasiones incluso pase desapercibido.

Todo es cuestión de continuar implementando nuevas estrategias y mejorar los procesos cuando ocurra una emergencia de esta magnitud.

De esta forma, no nos tendremos que preocupar.